Norma

2969
Título
Resumen Serán transferidos los derechos emer­gentes de las concesiones y/o arriendo de nichos y sepulturas, ante la muerte de su titular, a sus derechos habientes, previa acreditación del vín­culo, o en el orden que a continuación se estable­ce
Descripción
Organismo
Fechapublicacion
Año 1997
Documento 67f8423777d5ca7870ee60453e83a020.pdf
BOM 1997-06-30
Texto

Corrientes, 12 Febrero 1997.-

 

 

ORDENANZA Nº   2969  .

 

V I S T O:

La Ordenanza Ne 1040/80 y su modificatoria Or­denanza Nº 2315; y,

 

CONSIDERANDO:

 

Que, por la primera se dispuso la intransferibilidad entre particulares de los lugares de sepultura. Criterio modificado por la Ordenanza 2215, Artículo 1º.

 

Que, la modificación introducida por la Ordenanza Nº 2215 es insuficiente para dar solución a situacio­nes que a diario se presentan, ante el fallecimien­to del titular de la concesión y el requerimiento de familiares de éste o terceros, para continuar con la misma por encontrarse depositados en el lugar, los restos de sus seres queridos.

 

Que, en materia de sepulcros, la cuestión patri­monial sólo constituye un aspecto, que debe que­dar subordinado a las razones religiosas, éticas y morales que determinan la existencia de un régi­men especial para este tipo de bienes.

 

Que, por tales razones es unánime la doctrina al establecer que los lugares de sepultura, por sudestino, están sujetos al poder dé policía de las autoridades municipales.

 

Que, partir del año 1980, en esta Municipalidad la concesión de los lugares de sepultura se otorgan a perpetuidad o en arriendo.

 

Que, por tal razón, en el primer caso, se constitu­ye una propiedad "sui generis" y en el segundo caso -por ser una concesión temporaria- el sepul­cro no tiene el carácter de propiedad privada, no obstante la Comuna debe preservar y resguardar, el mejor derecho demostrado posteriormente por otros herederos, para continuar con la concesión.

 

Que, con anterioridad al año 1980, la Municipali­dad otorgó en propiedad, lugares de sepultura.

 

Que, los derechos del titular de la sepultura se fi­jan por los términos en que aquella fue concedida y por el régimen legal existente en esa época.

 

Que, es facultad del Honorable Concejo Delibe­rante, legislar sobre la materia.

 

POR ELLO:

 

 

 

 

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

SANCIONA CON FUERZA DE ORDENANZA

 

ART. 1º.-Serán transferidos los derechos emer­gentes de las concesiones y/o arriendo de nichos y sepulturas, ante la muerte de su titular, a sus derechos habientes, previa acreditación del vín­culo, o en el orden que a continuación se estable­ce:

a) A los hijos, en concurrencia con el cónyuge supértite.

b) Al cónyuge supérstite, a falta de hijos.

c) A los padres.

d)  A los parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el 4º grado inclusive.

 

ART. 2º.- Cuando la concesión y/o arriendo del lu­gar de sepultura ha sido otorgado a nombre de persona que no tenga relación de parentesco con el o los inhumados. Fallecido el titular de la con­cesión, ésta se transferirá -a falta de solicitud de los mencionados en el Artículo 1º, pasado el tér­mino de 60 (SESENTA) días a:

1) Los derechos habientes del primer inhumado.

2) A falta de solicitud de éstos, a los herederos de los restantes inhumados, estableciendo la priori­dad por orden de inhumación.

En todos los casos se observará para su otorga­miento, el grado de parentesco establecido en el Artículo 1º.

 

ART. 3º.- Los peticionantes deberán presentar, unido a la documental exigida en los Artículos 1 ° y 2º una declaración jurada donde conste que:

a)  Solicitan la concesión por no existir herederos con mejor derecho.

b)  Asumiendo la total y exclusiva responsabilidad ante cualquier reclamo que existiera o pudiera existir, en el caso de presentarse a peticionar la concesión o arriendo, herederos con el mejor de­recho, procediendo a renunciar a la concesión a favor de éste último.

 

ART. 4º.-El procedimiento establecido en el Artí­culo 1º no será de aplicación para la transmisión dominial de lugares de sepultura otorgados en propiedad. Para éstos se requerirá la presenta­ción de la resolución judicial dictada en el corres­pondiente sucesorio.

 

ART. 5º.-La presente Ordenanza será refrendada por el Señor Secretario del Honorable Concejo Deliberante.

 

ART. 6º.- Elévese la presente Ordenanza al De­partamento Ejecutivo Municipal, para su promul­gación.

 

ART. 7º.- REGÍSTRESE, COMUNIQÚESE, PUBLIQUESE Y ARCHÍVESE.

 

DADO EN EL RECINTO DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE A LOS DIECINUEVE DÍAS DEL MES DE DICIEMBRE DEL AÑO MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SEIS.

 

Dr. CARLOS ALONSO

Presidente H.C.D.

EULOGIO CRUZ MÁRQUEZ (h)

 

Prosecretario H.C.D.

Texto actualizado
keyboard_return Descargar PDFfile_download